El Xeneize volvió a su clásica formación y le ganó 3 a 1 a Platense

Con Battaglia al mando, Boca obtuvo su segunda victoria al hilo, donde le ganó a Platense por 3 a 1 con los goles de Briasco, el Pulpo González y cerró Pavón con un golazo. Bertolo convirtió para el Calamar.

Nueva imagen, nuevos nombres, nuevo estilo de juego, resultados y formación que son costumbre en Boca. El Xeneize tuvo la segunda presentación bajo el mando de Sebastián Battaglia y fue nuevamente con victoria, esta vez por 3 a 1 ante Platense en Vicente López.

Boca tuvo una imagen que reflejó lo que Battaglia dijo en su presentación sobre ser protagonista y pensar en el arco de enfrente. Eso se vio desde el arranque ya que antes de los 25 minutos ya ganaba el partido con el gol de Norberto Briasco luego de un error defensivo de Platense. Sin embargo, sobre la chicharra del primer tiempo apareció la ley del ex con Nicolás Bertolo, llevando al entretiempo un empate que hasta ahí solo se justificaba en el resultado.

El complemento tuvo a Boca nuevamente como el protagonista del partido, jugando con muchos jugadores en campo rival y volviendo a utilizar luego de mucho tiempo el esquema 4-3-1-2 y con los laterales muy proyectados en ofensiva. De hecho, Agustín Sández fue una de las figuras del partido y tuvo una chance clara de convertir el gol de fecha.

Con esa actitud frente al partido, llegó el segundo gol de Boca en los pies del Pulpo González, quien puso el balón con mucha sutileza contra el palo contrario donde se encontraba el arquero Jorge De Olivera. Sobre el final, el equipo que se terminó llevando la victoria sufrió porque bajó el rendimiento, pero cuando peor la pasaba, apareció Pavón y sentenció el partido con un golazo de afuera del área y pudo llevarse a Brandsen 805 los tres puntos.

Así, terminó el partido con una actuación muy distinta de Boca y que, por ahora, da frutos ya que con Battaglia sumaron 6 puntos de 6 posibles.