Se evalúa la situación epidemiológica permanentemente

El gobernador Gerardo Morales señaló que la provincia se encuentra en una “meseta considerada alta” de 250 casos, para luego remarcar que “la circulación confirmada de un par de cepas nuevas que afecta a los jóvenes”. En estos términos se expresó al trazar una evaluación del escenario epidemiológico y sanitario de Jujuy.

Continuó señalando que “por lo pronto San Salvador de Jujuy, Palpalá y La Quiaca se encuentran en una situación de alto riesgo, pero todavía no de alerta, que es el rango al que hace referencia la aplicación del DNU de Presidencia de la Nación con las consecuentes restricciones”.

Con respecto a posibles modificaciones de la actividad económica, dijo que “todo depende de la situación epidemiológica” y ratificó que el Gobierno de la Provincia “tratará de mantener la actividad abierta lo más que se pueda”.

“Tal vez tomemos algunas medidas de restricción de circulación, pero se está evaluando”, señaló y estimó que “seguramente las juntadas la bajaremos de 20 a 10 personas”. “Es un tema difícil de controlar, por eso debe funcionar bien las líneas telefónicas para dar aviso a la Policía sobre excesos”, subrayó.

“La consigna es mantener las clases presenciales y la actividad económica lo más que se pueda”, insistió y destacó que en esta prioridad se encuadra la convocatoria a elecciones provinciales prevista para el domingo 27. “La elección seguirá la suerte de la situación epidemiológica, la cual se evalúa de manera permanente”, completó.