Goleada de Racing, que se aseguró el primer puesto

Con un show de Chamcalay que se despachó con un hat-trick, la Academia se impuso por 3-0 frente a Rentistas en Avellaneda.

Hasta hace un tiempo no muy extenso, Racing Club estaba envuelto en una crisis impactante: había perdido 5-0 con River Plate en la Supercopa Argentina, no hallaba el rumbo futbolístico y Juan Antonio Pizzi estaba al borde de la destitución. Sin embargo, poco a poco, la Academia torció esa historia adversa hasta encontrar el camino de forma contundente.

Por un lado, los de Avellaneda se metieron en las semifinales de la Copa de la Liga Profesional. Por el otro consiguieron, de manera anticipada, el pasaje hacia los octavos de final de la Copa Libertadores de América. Lo hicieron en un grupo que también contó con la presencia de un peso pesado como Sao Paulo, además de Sporting Cristal y Rentistas.

Por ende, el nuevo objetivo de Racing pasaba por adueñarse de la primera colocación de la zona, algo que se había presentado alcanzable debido a que los de Pizzi tenían que cerrar la participación en la fase de grupos en el estadio Presidente Perón de Avellaneda contra el modesto Rentistas, que tenía la ilusión de clasificar a la Copa Sudamericana.

En medio de ese panorama, Racing no demoró demasiado en abrir la cuenta y romper el cero: a los 14 minutos de la primera parte, un encendido Tomás Chancalay puso el 1-0 de los anfitriones. Igualmente, instantes después, Julián López vio la tarjeta roja y complicó la historia. De todos modos, el descanso llegó con ese resultado en el marcador.

Posteriormente, a poco de comenzada la etapa complementaria y pese a la inferioridad numérica, la Academia volvió a pegar muy fuerte. El propio Chancalay, que llegó desde Colón de Santa Fe, confirmó su gran presente al estirar la diferencia y darle tranquilidad a Racing de cara a la recta final del compromiso en Buenos Aires.

Más tarde, a los 23 minutos de ese segundo período, Racing tuvo una ráfaga furiosa. En primera instancia, Gabriel Arias le tapó un penal a Salomón Rodríguez. Inmediatamente después, Chancalay, completamente envuelto en llamas, aprovechó un contragolpe letal para poner el 3-0 de los locales y sellar el primer hat-trick de su carrera.

Luego, en la recta final del partido, Racing manejó los tiempos con mucha tranquilidad ante un Rentistas desesperado buscando anotar, por lo menos, el gol del honor. Igualmente, el marcador no volvió a moverse y Racing aseguró el primer puesto de la zona, mientras que los uruguayos culminaron últimos y se quedaron con las manos vacías.