El centro regional de hemoterapia será único en el NOA

Avanza la obra del nuevo edificio del Centro Regional de Hemoterapia donde se prevé sumar investigación médica de excelencia.

“Además de continuar abasteciendo de componentes sanguíneos seguros a la red de 14 hospitales públicos y de ser soporte de instituciones privadas, se apunta a futuro a la ampliación de las técnicas con el objetivo de realizar incluso trasplante de médula ósea así como la posibilidad de enviar plasma desde Jujuy para la elaboración de medicamentos”, explicó la titular del Centro Regional de Hemoterapia (CRH) “Dr. Carlos Alberto Cisneros”, Ida Severich.

Con un plantel de 54 personas, el CRH cumple con rigurosos estándares de seguridad, calidad y pureza para la atención de los pacientes en todo el territorio provincial, optimizando los recursos económicos, lo que se cumplió igualmente en pandemia; en particular, con el proceso de donación de plasma y sosteniendo, casi a niveles habituales, la donación de sangre.

Nueva infraestructura

El edificio en marcha cuenta con una superficie de 2000 metros cubiertos, distribuidos en dos plantas, con espacios funcionales acordes a estándares internacionales específicos. Para ello, considerando las actividades y prácticas que se desarrollan a través de un Programa de Aseguramiento de la Calidad, se tiene en cuenta desde la promoción de la donación de sangre, la atención del donante, la calificación biológica que realiza el tamizaje de enfermedades transmisibles por transfusión y estudios inmunohematológicos, el fraccionamiento de las unidades, el almacenamiento, la distribución y el transporte de los componentes.

“Una vez funcionando allí, se proyecta implementar, en cumplimiento de normas legales en el Área de Calificación Biológica, el sector de biología molecular para reducir la posibilidad de transmisión de enfermedades virales a través de la transfusión, reduciendo lo que se denomina periodo de ventana”, agregó Severich.

Del mismo modo, “está planteado el desarrollo de un Laboratorio de referencia inmunohematológico para investigación de sistemas de grupos sanguíneos y a mediano plazo, por un lado, en lo que respecta a hemodonación, la obtención de células progenitoras hematopoyéticas para trasplante de médula ósea; y por otro, en producción, desarrollar un banco de tejidos. También permitirá acreditar ante ANMAT y lograr la certificación como productos de calidad, así como enviar plasma a la industria para la obtención de medicamentos”.