La RAE volvió a mostrarse en contra del lenguaje inclusivo con la letra “e”

La Real Academia Española, en contra de chiques y todes. “Es ajeno a la morfología del español, además de innecesario”, sentenció.

Una vez más, la Real Academia Española calificó como “innecesario” la utilización del lenguaje inclusivo, tras una consulta que realizó una usuaria a través de Twitter bajo el hashtag #dudaRAE, el canal en el que la institución recibe preguntas sobre la lengua.

Decir chiques o todes a cambio de chicos y todas es un idiotismo?”, preguntó una usuaria vía Twitter,a lo que la cuenta @RAEinforma respondió: “El uso de la letra ‘e’ como supuesta marca de género inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario, pues el masculino gramatical (‘chicos’) ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género”.

Reacia a las transformaciones gramaticales, la Real Academia Española suele manifestarse en contra de estas formas cada vez más extendidas en las hablas populares, aunque, como sostuvo hace un tiempo su director Santiago Muñoz Machado, la RAE no “está cerrada” a esas aperturas cuando “sean razonables, no lesionen el idioma y mantengan su belleza y sobre todo su economía”.

Como recordó el diario ABC de España, no es la primera vez que la RAE responde a estas consultas, como esa pregunta graciosa que agitó las redes por lo provocativo del cuestionamiento: “¿Qué pasa con adjetivos como “feliz” cuando se usa el inclusivo plural? “¿Lxs chicxs están felices?” o “¿Lxs chicxs están felicxs?”, preguntaron.

Y la RAE respondió como un mantra, casi igual a la consulta sobre “chiques” y todes”: “El uso de la ‘x’como supuesta marca de gén. inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario e impronunciable; el masculino gramatical ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de gén: ‘Los chicos están felices'”.

La polémica con “elle”

A finales de octubre sucedió otra polémica en torno a la incorporación de “elle” al Observatorio de Palabras de la RAE, una plataforma recién inaugurada cuya misión es la de recoger nuevos términos y expresiones usados por los hablantes pero que todavía no salen en el diccionario.

En el listado de palabras en este portal aparecía ese “elle”, definido por la institución como “pronombre de uso no generalizado creado para aludir a quienes puedan no sentirse identificados con ninguno los dos géneros tradicionalmente existentes”. Su presencia no implicaba que la RAE aceptara su uso, aclaraban.

Sin embargo, unos pocos días después, ya en noviembre, la Real Academia Española reculaba y la retiraba “debido a la confusión que generaba la presencia de elle en el Observatorio de Palabras, se prefirió sacar la entrada. Cuando se difunda ampliamente el funcionamiento y cometido de esta sección, se volverá a valorar”, explicaba la RAE en un tuit de respuesta de su plataforma de consulta en Twitter.

Fuentes: ABC y Télam