Rapida intervención ante un incendio en San Pablo de Reyes

El Ministerio de Desarrollo Humano, a través de la Secretaría de Asistencia Directa y Calidad de Vida y la Dirección de Inclusión de Personas con Discapacidad, en conjunto con la Municipalidad de Yala, intervino de manera inmediata una vez conocido que se produjo un incendio en una vivienda del asentamiento Snopek de la localidad de San Pablo de Reyes, que afectó materialmente a una familia en situación de vulnerabilidad social.

Ante este siniestro, un equipo técnico de la Dirección de Asistencia Directa y Emergencias y personal del municipio de Yala acudieron al lugar del hecho para realizar el relevamiento de los daños que provocaron las llamas en el inmueble y brindar apoyo y contención al grupo familiar afectado. El incendio se habría originado por un cortocircuito en la instalación eléctrica.

Los profesionales en trabajo social de esta dependencia, luego de visitar el domicilio, confeccionaron el diagnóstico socio-ambiental para concretar la correspondiente asistencia por parte del Gobierno Provincial. Esta tarea se llevará a cabo una vez que se hayan reacondicionado los espacios afectados por el fuego, con el apoyo del municipio local.

Desde la Dirección de Inclusión de Personas con Discapacidad se brinda ayuda a la familia damnificada con elementos de primera necesidad, para atender especialmente la situación de los niños.

Estas acciones se realizaron respetando las medidas de bioseguridad establecidas por el Comité Operativo de Emergencias Provincial (COE), con el fin de cuidar la salud de las personas y disminuir las posibilidades de contagio por coronavirus.

Recomendaciones para evitar incendios en los hogares

Para evitar estos siniestros que afectan los bienes de las personas y pueden provocar heridas serias en las personas, hasta la pérdida de vida, desde la Dirección de Asistencia Directa y Emergencias se recomienda revisar periódicamente las instalaciones eléctricas, los cables deben estar cubiertos en su totalidad y los empalmes bien aislados. Los enchufes no se tienen que sobrecargar, no dejar los cargadores de celulares conectados y revisar las conexiones de gas, estufas y otros artefactos y tener cuidado en el uso de aparatos como los microondas.

Al salir de la casa se deben desconectar todos los aparatos eléctricos, para evitar cortocircuitos. Los/las niños y niñas no se deben quedar solos en las casas, no dejar velas desatendidas porque al caerse pueden provocar que comiencen las llamas y alcanzar otros elementos como cortinas, manteles o muebles.