Distribuyeron insumos para 146 CAF de capital y Palpala

El Ministerio de Desarrollo Humano, a través de la Secretaría de Asistencia Directa y Calidad de Vida, realizó una nueva distribución de mercadería a Centros de Atención Familias (CAF) de Salvador de Jujuy y Palpalá, para que continúen brindando el refuerzo de merienda a familias en situación de vulnerabilidad social, en el marco de la emergencia sanitaria por COVID-19.

Las autoridades de esta dependencia del Estado Provincial señalaron que se sigue con la distribución de mercadería a los CAF de toda la provincia, para garantizar este refuerzo alimentario a las familias de los sectores más críticos, sobre todo en estos momentos de emergencia epidemiológica.

Estas acciones forman parte de la política alimentaria, siguiendo los lineamientos propuestos por el Gobernador Gerardo Morales y la Ministra Natalia Sarapura.

El personal técnico de la Secretaría visitó los 117 CAF de diferentes barrios de Capital y los 29 CAF de Palpalá. Estos centros son tanto de organizaciones sociales y de otras instituciones civiles, los cuales recibieron directamente la mercadería, de acuerdo a la cantidad de personas que asisten, días de atención y las modalidades declaradas por los referentes de cada lugar. Esta provisión se realiza mensualmente y les permite a estos centros continuar brindando la merienda a familias del lugar.

Estas tareas se llevan a cabo conforme a las disposiciones sanitarias y protocolos de seguridad dispuestas por el Comité Operativo de Emergencia Provincial (COE), para frenar el avance del COVID-19 y reducir las posibilidades de contagio.
Ante este contexto de emergencia sanitaria, se recomienda a los referentes de cada CAF que extremen las medidas sanitarias y preventivas. Por este motivo desde la Secretaría se aconseja que se prepare la merienda para que sean los padres o tutores quienes la retiren y no exponer a niñas y niños, mientras duren las medidas preventivas, siguiendo las medidas de bioseguridad. Los recipientes deben estar cerrados, debidamente desinfectados, cumpliendo medidas de bioseguridad como el distanciamiento social, el uso de barbijos y sanitización de manos.