“El PCR sirve para un diagnóstico pero lo que realmente corta la transmisión es el aislamiento”

Así lo explicó la Directora Provincial de Atención Primaria de la Salud (APS), Ximena Salinas, al coordinar el trabajo de los agentes sanitarios en el barrio Providencia de San Pedro iniciado este martes para la búsqueda de casos sintomáticos. En forma simultánea, el operativo de Alerta Epidemiológica se realizó en Perico y en barrio El Chingo de San Salvador y se trasladará desde mañana y por dos días, al sector del Aeroclub en Alto Comedero.

Luego de iniciarse esta nueva estrategia interministerial, la especialista detalló que “mucha gente quiere tener el test PCR en mano para certificar el contagio cuando ya en la familia o en el grupo conviviente existen confirmados y sabemos que la definición a nivel provincial, siguiendo al Gobierno Nacional, la incluye como positiva”.

Por el contrario, afirmó que “si en el grupo familiar, de convivencia o contactos estrechos no hay antecedentes de la enfermedad pero hay síntomas, se realiza el hisopado, focalizando en el adulto mayor que se pueda complicar o la persona que pueda hacer formas severas como los pacientes con enfermedades crónicas. Si esa persona hisopada, resulta positiva, entonces el resto del grupo se considera positivo por nexo epidemiológico”.

Por otro lado, Salinas remarcó que cada operativo se concreta con trabajadores del primer nivel de atención de la salud, sin inconvenientes respecto a la disponibilidad de personal, contando en todo momento con el apoyo del Ejército Argentino y los municipios.

En primera persona

Durante el recorrido por San Pedro, la Auxiliar de Enfermería del Hospital Paterson, María Cristina Espinosa, relató que luego de 26 años de servicio “nos han tocado muchas campañas de vacunación, la lucha contra el cólera que también nos hizo sentir el miedo. En ese tiempo, sufríamos por nuestras familias y ahora esto, que primero nos produjo pánico pero después, la fuerza para hacerle frente. Hay que hacerle frente porque mucha gente está sola”.

Todos los días le pido a Dios que me permita caminar, que me permita llegar, que mi familia esté bien y siempre alentando a mis compañeros para seguir. Acá estoy y mis compañeros también, cada uno con su lucha, siendo algunas mamás solteras, otros dejando a sus hijos en la casa de un familiar”, sostuvo y agregó que “ya no sabemos cómo pedirle a la gente que se cuide, que use barbijo, que no deje salir a los chicos ni a los abuelos a la calle, que vaya a su casa”.