Posible aumento del IFE a $17.000 en el cuarto pago

Desde el 10 de agosto comenzará el pago de la tercera tanda del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). El tercer pago se abonará en conjunto con el cronograma de pago de la Asignación Universal por Hijo (AUH). 

Desde el lunes de 10 de agosto comenzará el pago de la tercera tanda del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000. Dicho pago se abonará, en esta primera fase, en conjunto con el cronograma de pago de la Asignación Universal por Hijo (AUH) . En el Gobierno evalúan incrementar el monto de la asistencia en un 70% para la cuarta ronda y llevar el bono extraordinario a $17.000 bajo la modalidad de renta básica universal .

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo , se refirió a la renta básica universal y la ubicó en un plan mayor, dentro de un conjunto de herramientas: “En lo que llamamos la reconstrucción, nosotros la vemos con tres patas: la renta básica universal, que garantiza un ingreso; el Plan Potenciar Trabajo, que genera facilidades para insertarse laboralmente y la urbanización de 4000 barrios populares”, explicó.

Conforme a la terminación del documento nacional de identidad (DNI), a partir del lunes 10 de agosto. los 9.000.000 de beneficiarios cobrarán la tercera tanda del IFE de 10.000 pesos.

El incremento que se confirmaría en las próximas horas regiría recién para la cuarta tanda de la asistencia social instrumentada por la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) a raíz de la pandemia de coronavirus . Es decir, los 17.000 pesos se cobrarían en la tanda que comenzaría en septiembre.

Si bien aún no está claro cuándo finalizará el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), desde el Gobierno ya se prevé una continuidad de asistencia para un universo de 4.000.000 de personas en situación de indigencia . Como está previsto para la nueva tanda del IFE, el caso de esa renta básica personal también sería aproximadamente de $17.000.

La reducción de nueve a cuatro millones de beneficiarios responde al segmento a quien el Gobierno asistiría con la renta básica personal. En especial, está pensado para los trabajadores informales y para las categorías A y B del Monotributo.

La instrumentación de esta renta básica individual sería instrumentada a través de un banco social, entidad para la que el Gobierno enviaría un proyecto de ley al Congreso en las próximas semanas. De esta manera, la Anses administraría de manera independiente los fondos para las asistencias en una etapa postpandemia.