Compras y alimentos: ¿cómo manipularlos al llegar al hogar?

Si bien no está demostrado que se adquiere el Covid-19 por la ingesta de alimentos, al igual que los productos que compramos, pueden actuar como vehículos de transporte y al ponerse en contacto con la mano de quien los manipula puede llegar a las mucosas bucales, nasales u oculares.

Por eso, es fundamental cumplir las medidas preventivas cada vez que regresamos con productos del supermercado o el almacén y cuando recibimos pedidos de comidas, por ejemplo.

En principio, colocar las bolsas, paquetes o cajas en un lugar limpio donde no haya otros alimentos, evitar tocarse la boca, nariz y ojos y desinfectar con alcohol antes de sacar los alimentos. Previo al contacto con productos y comidas, lavarse las manos y luego, descartar los envoltorios. Por último, limpiar y realizar desinfección de las superficies utilizadas y nuevamente, lavado de manos con agua y jabón.

Para recordar:

Al salir para realizar compras, utilizar tapabocas o barbijo casero y mantener la distancia mínima de un metro con otras personas.

Si recibimos pedidos, procurar encargar en locales habilitados; en lo posible, pagar de modo electrónico y guardar igualmente la distancia social con los repartidores para cuidarnos entre todos.